Objetivos

En el marco del Proyecto Acracia el grupo investigador se plantea, además del análisis y la comprensión del movimiento antisistema, la prevención de eventuales acciones violentas y el fomento socioeducativo de la participación democrática. En este sentido, surge la idea de crear un registro referencial de datos sobre la realidad de los grupos antisistema. La denominación de dicho registro es “OBSERVATORIO DE LOS ANTISISTEMA”.

La complejidad del movimiento antisistema y su impacto en la sociedad justifican el nacimiento de este observatorio que aspira a ser atalaya privilegiada en la identificación y registro de su realidad estructural patente, latente y simbólica. Se pretende igualmente que el observatorio sea una plataforma de diálogo en la que se contrasten y generen ideas, informaciones y orientaciones de naturaleza educativa y social.

Este blog se crea como un espacio de construcción e intercambio de ideas. Desde aquí te animamos a ti que nos visitas a que participes activamente.

jueves, 28 de febrero de 2013

Antisistemas en la de la final de la copa de SM el Rey en 2012 (VIII))

Verificada la hipótesis planteada al principio de este ensayo y abundando más en la probabilidad de su certeza, frente a su falsedad, por la fortaleza de las pruebas planteadas en el argumentario expuesto a lo largo de este ensayo, mis primeras conclusiones serían estas, a saber:

1ª.- Los antisistema, aquí y ahora, son una de las tribus juveniles urbanas más peligrosa y por supuesto más radicalizada con el Sistema, que es lo mismo que decir el Gobierno que presida la nación española, sea este del PP o del PSOE, y el Estado, representado por SM el Rey, situados aquéllos en la cúspide de la pirámide de los movimientos sociales juveniles, donde la base sería ocupada por la delincuencia juvenil, el primer fenómeno global, que surge en Chicago, en la década de los veinte del pasado siglo y muere o se amortigua en los años setenta, seguido en los planos medios de la misma por la ocupación de grupos eversivos del futbol, otro fenómeno global, que surge en el Reino Unido mediante la fórmula de los hooligans, a inicios de los años ochenta, manteniéndose con la misma actividad que siempre, a pesar de las medidas de seguridad que gestiona la policía; y más arriba, y en el seno de la pirámide, en un tercer plano se ubicarían las tribus juveniles urbanas, la mayoría de ellas desaparecidas quedando un resto de comprometidas e ideologizadas, entre otras los punkies, que representan la basura, el desorden, la indisciplina, la anarquía y el espíritu antisistémico, y los Skinners, que por el contrario representan el paradigma de la limpieza, el orden, la disciplina, inmersos en el nacionalsocialismo y por evidente, prosistémicos, aunque con matices.

2º.- Los antisistema están capacitados para liderar a las numerosas fracciones de los clubs de futbol de la liga profesional, representados por sus grupos eversivos, y ubicados en el nacionalismo, separatismo e independetismo, con ideología radical de izquierdas y anarquista y tildados en su mayoría de Punkis. Estos antisistema serían capaces de reunir a los diferentes grupos eversivos, al igual que hace la mafia calabresa en los campos de futbol con los tifosis, de manera asamblearia o de la forma que conviniera para contestar, protestar y luchar, de forma conjunta, en cualquier evento que se pueda criticar y desarbolar a las Instituciones del Estado.

3º.- La violencia que pueden mostrar dos grupos eversivos, situados aquéllos en la misma onda cultural e ideológica en cualquiera de sus recintos deportivos, como es el caso de Herri Norte Taldea y Boixos Nois , es cero, celebrándose el evento deportivo dentro de lo que llamaríamos “fiesta lúdica” donde el acontecimiento se manifestaría con celebraciones de todo tipo, tifos aparte, música, fanfarrias, himnos, y relaciones cordiales entre esos grupos, etc. Ahora si se hace presente un enemigo común de las hinchadas fanáticas respectivas, y están alimentados por antisistemas como es el caso que nos ocupa con ocasión de la presencia en el palco del Vicente Calderón de la más alta magistratura del Estado, acompañado del himno nacional, aquéllos lo considerarán una provocación, sino han llegado antes a montar un guirigay, en un campo de estrategias, que removería los cimientos de las gradas y del estadio.

Julio de Antón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada